Friday, February 08, 2008

Una metáfora astronómica.

A Jacquie, Marcelo, Germán, Mauro, Cóndor y Claudio.

Me ha acometido la poesía en medio del frenesí de código que es mi tesis.

Recordando aquellos maravillosos días del invierno austral de 2006, cuando estuve en Buenos Aires, recuerdos que hacen aflorar sonrisas, inflan los pulmones y hacen salir aire con sonido a suspiros, recuerdos que desencadenan cascadas de señalización que liberan endorfinas y hacen fluir los neurotransmisores entre las sinapsis. Recuerdos que espero honrar pronto, este mismo año.

La verdad, no es la gran cosa, pero para paliar la sequía crónica que sufre el blog basta y poesía como tal, no es. Es sólo una metáfora ligeramente poética y probablemente sin pizca de originalidad, pero allá va:

“A pesar de la distancia en el tiempo y en el espacio, aquellos días iluminan mi vida de modo continuo, aunque desigual, así como la radiación de fondo se extiende a través del universo, arropando todo con su cálido y sutil resplandor. Los días vividos se niegan a pasar al olvido y extienden su estela, haciendo la existencia más agradable con el testimonio de que la felicidad es posible y si bien efímera, su influencia duradera.”

Me he tomado un par de licencias, como la “calidez” de una radiación que sólo es cálida en el contexto del gélido vacío del espacio. Y puede que el café a las 2 de la mañana me esté afectando más de lo debido, lo sé. Pero juro por Bertrand Russell y Mohandas Gandhi que es sólo café.

3 comments:

Legna said...

Que envidia.En serio.

Yo ya me he hecho las promesa en firme de visitar Buenos Aires en breve, pues representa uno de mis sueños de viajante.

Nos leemos.

Guido said...

Ay, qué susto me has dado!
Pensé que me ibas a poner a parir por la metáfora. O que había desbarrado en mi magra astronomía.

Envidia te tengo yo a ti por Barcelona. A ver si este verano finalmente cruzo el charco.

Y Buenos Aires es delicioso, indescriptible, hoy que cumplo 25 esos recuerdos vienen con fuerza y dejan de nuevo y como de costumbre, buen sabor de boca.

Legna said...

Ei, felicidades pues!!!

En cuanto a lo de Barcelona, no dudes en avisar por supuesto.

Nos leemos.